Nikola Tesla, dio todo por su sue√Īo m√°s grande “Ser un emprendedor”

-Emigrando en b√ļsqueda de oportunidades:

En el mes junio de 1884, un joven inventor de origen serbio lleg√≥ a Nueva York proveniente de la capital de Par√≠s en busca de una conveniencia para proceder con Thomas Alva Edison, uno de los inventores m√°s exitosos y diplomados de Am√©rica en la √©poca. Este joven inventor era Nikola Tesla, quien lleg√≥ a Estados Unidos a la edad de 28 a√Īos con nada m√°s que 4 centavos en moneda americana, un texto de poes√≠a y una carta de recomendaci√≥n que dec√≠a: ‚Äúconozco a dos grandes hombres, y usted es uno de ellos. El otro es el joven portador de esta carta.‚ÄĚ La carta fue escrita para Thomas Edison por Charles Batchelor, el dirigente anterior de Tesla en la Continental Edison Company, empresa para la que trabajaba en Par√≠s.

Al sentir de la tremenda operatividad inventiva del joven, Batchelor no dudo en recomendarle que emigrar√° a la creciente capital norteamericana de finales del Siglo Xix. Gracias a la carta de recomendaci√≥n, Tesla consigui√≥ cometido como ingeniero el√©ctrico en la Edison Machine Works, ayudando a gestionar algunos de los inconvenientes de la compa√Ī√≠a.

Sin embargo, las nociones desafiantes de Tesla y los celos laborales su nuevo se√Īor, hicieron que esta descripci√≥n profesional durara poco. Durante el plazo que Tesla trabajo para Edison, demostr√≥ en varias veces ser una persona sobresaliente. En 1884, por ejemplo, las dinamos que la agencia de Edison hab√≠a aposentado en el Ss Oregon, se da√Īaron; lo que retras√≥ la salida del buque de Nueva York.

Tesla se present√≥ como voluntario para efectuar la reparaci√≥n, y estuvo trabajando toda la noche, logrando hacer efecto funcionar de nuevo las magnetos, debido a lo cual recibi√≥ las felicitaciones de Edison a la ma√Īana siguiente.

Otro de los eventos m√°s destacados de esta etapa de la historia de Tesla, fue la oportunidad en que Edison le pidi√≥ que le ayudara a favorecer el rendimiento de los productores de corriente continua que su compa√Ī√≠a hab√≠a proyectado, ofreci√©ndole una bonificaci√≥n de $50 mil d√≥lares (semejantes a m√°s de un mill√≥n de d√≥lares actuales) si lo lograba. El joven, motivado y ansioso por razonar su talento, puso manos a la edificaci√≥n y redise√Īo los dinamos haci√©ndolos mucho m√°s capaces.

Cuando Tesla fue a ver a Edison para recibir su recompensa, √©ste le dijo: ‚Äútesla, usted no entiende nuestro humor estadounidense‚ÄĚ, haci√©ndole captar que lo de la rebaja era exclusivamente una broma y rompiendo as√≠ su promesa.

 

-Renunciar a aquello que te impedía trabajar en tus ideales:

A pesar de su evidente alcance y capacidad, varias de las inducciones de Tesla iban en contra de las ideas y de la vista de Edison, por lo que de ning√ļn modo hubo una perfecta sinton√≠a entre ambos. Lleno de burla al contemplar que sus percepciones y arte no eran valorados, tom√≥ la libertad de dimitir a su trabajo y a su salario para aventurarse a emprender su propia colectividad.

Lleno de motivación porque al término tendría la liberación para enfocarse en proyectar sus esquemas, no obstante con muy poco dinero para hacerlo, Tesla se vio obligado a bregar temporalmente cavando zanjas para la entidad de Edison; así reunió algo más de dinero para adivinar el siguiente paso en su galopada. En 1886, Tesla fundó su propia empresa, la Tesla Electric Light & Manufacturing.

Sin embargo, los delanteros inversores no estuvieron de acuerdo con sus esquemas para el proceso de un motor de corriente alterna y finalmente lo relevaron de su puesto en la compa√Ī√≠a. Devastado por este monstruo, Tesla trabaj√≥ como alba√Īil en Nueva York de 1886 a 1887 para anclarse y compilar capital para su semejante proyecto.

En 1887, construy√≥ un motor de percepci√≥n sin escobillas, alimentado con corriente alterna y lo present√≥ el siguiente a√Īo en el American Institute of Electrical Engineers. En el mismo a√Īo, desarroll√≥ el comienzo de su bobina de Tesla, y comenz√≥ a trabajar con George Westinghouse en la Westinghouse Electric & Manufacturing Company’s, mostr√°ndole sus representaciones sobre estilos polif√°sicos, que podr√≠an tolerar la trasmisi√≥n de corriente alterna a larga distancia.

 

-La guerra eléctrica: Edison vs Tesla:

Por aquel entonces, la exigencia de potencia eléctrica crecía en Estados Unidos, luego la tecnología explotada para alimentar el ministerio era la corriente directa de Edison, quien contaba con el amparo de J.p. Morgan. Tesla, por su parte, consideraba que la corriente directa era demasiado ineficiente y gravosa, por lo que cerca de Westinghouse se plantearon el torneo de surtir a todo el país con corriente alterna. La corriente alterna de Tesla demostró rápido ser en extremo superior al estilo de corriente continua estándar de Edison.

La corriente alterna no solo pod√≠a generar voltajes significativamente m√°s altos, sino que adem√°s pod√≠a dejar esa subsistencia el√©ctrica a lejan√≠as m√°s largas y a un costo mucho menor que la corriente directa. Edison, guiado por el temor de ver caer el imperio que estaba construyendo, inici√≥ una campa√Īa de desprestigio en contra de la corriente alterna, electrocutando animales y personas en p√ļblico usando magnetos de corriente alterna fabricados por la compa√Ī√≠a de Westinghouse, con el objetivo de revelar lo temerario que resultaba la tecnolog√≠a oferta por su contrincante.

El enfrentamiento entre las compa√Ī√≠as el√©ctricas por dome√Īar el mercado y una decadencia en la econom√≠a que tuvo espacio por aquella √©poca, traer√≠an consecuencias negativas para entre ambos rivales; no obstante, la agencia de Edison contaba con el cup√≥n y el mando de J.p. Morgan, por lo que pudo agarrarse en pie sin problema; mientras que la delegaci√≥n de Westinghouse qued√≥ al borde de la quiebra y con pocas decisiones de sobrevivir.

Ante la dif√≠cil colocaci√≥n econ√≥mica que atravesaba la empresa, George Westinghouse cit√≥ a Tesla para proponerle reducir o suspender temporalmente de sus regal√≠as para permitir que la compa√Ī√≠a saliera a flote nuevamente. Para sorpresa de Westinghouse, Tesla rompi√≥ el entendimiento original en el acto y renunci√≥ por completo a sus regal√≠as, salvando as√≠ de la ruina a Westinghouse Electric. Para Tesla era mucho m√°s importante el impacto que su invento traer√≠a para la humanidad, que todo el dinero que pudiese conquistar con sus patentes.

Sin el costo del pago de las regalías a Tesla, la sucursal de Westinghouse logró llamar nuevos inversionistas para reanudar sus operaciones.

-Todo un mundo iluminado con la corriente alterna de Tesla:

Gracias a un par de movimientos claves de Westinghouse, su compa√Ī√≠a obtuvo el convenio para iluminar la Feria Mundial de Chicago de 1893, uno de los acontecimientos m√°s importantes del planeta. El acto cont√≥ con m√°s de 27 millones de asistentes que presenciaron el encender de m√°s de 200 mil bombillas el√©ctricas frente a sus ojos.

La feria fue el mostrador perfecto para que el universo entero atestiguara los rendimientos de la corriente alterna de Tesla. Luego de la feria, Westinghouse Electric & Manufacturing Company’s gan√≥ la subasta para alimentar la central el√©ctrica de las inflaciones del Ni√°gara, el m√°s ambicioso plan de generaci√≥n de energ√≠a el√©ctrica de la √©poca. Gracias a esta gloria, la corriente alterna de Tesla se convirti√≥ en el est√°ndar y comenz√≥ a expandirse por el planeta entero. Actualmente, la corriente alterna de Tesla sigue iluminando al universo entero y su legado es invaluable. Los tributos de Tesla a la humanidad son m√°s notables de lo que muchos piensan.

En total, se le atribuyen m√°s de 300 patentes registradas a lo largo de su existencia. Sus inventos y descubrimientos fueron el pedestal de grandes incrementos de su √©poca y de √©pocas posteriores; y se le considera como el ‚Äúpadre de la segunda revoluci√≥n industrial‚ÄĚ, debido a su osmosis en √°reas como el electromagnetismo, radiofrecuencia y telecomunicaciones, entre otras.

-El gran legado de Tesla:

Los √ļltimos a√Īos de la vida de Tesla transcurrieron en la absoluta soledad y pobreza, debido a que todo el capital que hab√≠a llegado lo invirti√≥ en costosos proyectos que resultaron fallidos. As√≠ concluy√≥ la vida de un valiente que renunci√≥ a todo lo que se interpuso en el trayecto de sus ideales: emigro alej√°ndose de su gente en busca de grandes oportunidades, renuncio a su acondicionamiento para poder dedicarse en sus proyectos y renuncio por completo a muchas de sus patentes para que sus inventos pudiesen beneficiar a la humanidad.

Vale la agon√≠a preguntarnos: ¬Ņqu√© acierto estamos dispuestos a matar por nuestros sue√Īos? ¬ŅQu√© estamos haciendo hoy en d√≠a, que sea m√°s importante que el dinero? ¬ŅCu√°l es el legado que queremos otorgar en este universo? Nikola Tesla muri√≥ en 1943 a la edad de 86 a√Īos en la habitaci√≥n de un hotel en Nueva York, aunque su historia trascender√≠a e inspirar√≠a a nuevas generaciones de emprendedores como Elon Musk y Larry Page, quienes aseguran ser grandes admiradores de Tesla y sus intereses.

Sus voces fueron: ¬ęel cient√≠fico no tiene por efecto un resultado inmediato. √Čl no espera que sus generalizaciones avanzadas sean naturalmente ratificadas. Su deber es sentar las bases para aquellos que est√°n por ascender y estigmatizar el camino.¬Ľ Grandes voces de un arte con percepciones bastante destacadas para su √©poca, aunque que dedico su carrera a fundar un mundo mejor.